lunes, 13 de septiembre de 2010

Usted no sabe.



Usted no entiende de los porqués

Usted no contiene gemidos en el frio de una noche en el sofá de un carro.

Usted no entiende de las palabras sucias al oído, ni lo que se exhala cuando la jornada acaba, incluso del deseo de una noche que no vendrá.

Usted no sabe de días largos con 15 sabores diferentes de semen.

Usted no sabe de las noches con tacones y minifalda, no sabe del dolor de huevos de las bragas, de las sirenas de policías que acosan y que no pagan,

Usted no sabe del amor que no llega.

Usted no sabe de la rutina de 15 minutos por 10 dólares, de los orgasmos fingidos, de decir: así, así, despacio, despacio, ahora toda, uuuy si. Y en verdad solo querer encontrar al siguiente para completar lo de la noche.

Usted no sabe.

4 comentarios:

Mario René dijo...

brillante.

Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana dijo...

Gracias¡¡¡¡

Anónimo dijo...

Que buen descubrimiento he hecho con tu poesía Ana.

Salud.