lunes, 1 de marzo de 2010

El precio de ver los volcanes: el subregistro.

Imagen tomada de: www.osha.gov/.../2003_report/images/revolver.jpg


La semana pasada me robaron por cuarta vez un teléfono celular, al invitarme a entregarlo con un arma en la ventana del carro, y otras veces fué caminando o en el bus... esas fueron otras, pero ya no las recuerdo. Ajá, han sido varias, obviamente no soy la excepción, soy parte del sub registro de la estadística de robo de teléfonos. Exacto. No pienso denunciarlo, no después de 3 veces de haberlo hecho, y de ni siquiera recibir una llamada automática diciendo: su denuncia ha sido recibida, sin embargo, tenemos casos muchísimo más importantes... por lo que, hemos decidido ni siquiera abrir un expediente, gracias por su denuncia, esta muy importante para el registro de datos. Hasta luego. De suceder esto, de verdad que me sentiría al menos satisfecha, porque sabría que el MP está consciente que hay casos que de verdad merecen ser investigados, y no que nos vengan con esa vaina de que todos los casos son investigados, pero... con tan poca gente, los procesos son lentos. Hay cosas que no valen para perder el tiempo. Hay crímenes más importantes, que los de esta clase, por eso estaría de acuerdo en que inviertan el tiempo en casos importantes.

Ahora bien... después de todo esto, he decidido dar respuesta a varios de los comentarios que he recibido a partir de mi más reciente robo de teléfono:

1. ¿Y en dónde estabas? En la calle.
2. Es que por ser mujer sos víctima fácil: ¿Entonces... me disfrazo de hombre y me ahorro el susto? y ¿que logro? ¿que me maten? no podemos olvidar que la cantidad de hombres asesinados en Guatemala, cada vez es mayor, entonces las probabilidades aumentan. No por ser mujer en este tema de la delincuencia "común" soy más vulnerable, vulnerables somos todos, desde que la vida en este país vale tan poco. 
3. ¿Y donde ibas... en el carro seguramente? Exacto. La misma lógica usan los ladrones, tenés carro = tenés celular = tenés trabajo = llevás efectivo en la bolsa = a huevos que pueden robar algo¡¡¡¡¡¡ Pero les recuerdo, son miles de guatemaltecas y guatemaltecos que vayan en donde vayan, son asaltados a diario, sin importar que llevan, ni cuanto les ha costado.
4. ¿Y cuando vas a polarizar el carro? NO QUIERO HACERLO.  Me molesta tanto saber que parte de lo que nos tiene tan pizados en este país es ese lucro del miedo, miedo de hacer, miedo de conocer, miedo de saber, miedo de sonreír, miedo de todo: asegúrese, compre, protéjase, polarize, blinde, no camine, cierre, no pasee, no salga, no coma, etc, etc. La industria de la seguridad en el mundo, es una de las más rentables, y nada han podido hacer para hacernos sentir más seguros, porque cada vez nos venden más razones para dejar de estarlo. No es posible que al momento de conducir un auto, no podamos verle la cara a la gente, no es posible que dejemos de ver el cielo en su color real y que nos de migraña el sol de verdad, no es posible que la gente que va en la calle no nos vea el rostro cuando le permitimos a un peatón cruzar la calle, ¿Han notado esto? cuando damos vía, la gente nos ve el rostro y sabe si continuar o detenerse, pero con un carro polarizado no podemos hacer esto. No quiero polarizar el carro, no quiero dejar de ver a la gente, y que me vean, no quiero dejar de cerrar los ojos por el sol, no quiero que me hijo no vea si soy yo la que se llega a casa, no quiero dejar de sonreír a la gente. quiero poder ver los volcanes.
5. Esa gente es una mierda, ¿porque habrá tanta delincuencia en el país? Porque nosotros mismos hemos permitido que esto suceda, la delincuencia no funciona sola, los robos existen porque se compran los artículos robados, la corrupción existe porque hay mordidas, hay asesinos a sueldo porque hay quien pague por ello, así es: por la maravillosa oferta y demanda es que existe: el narcotráfico, la trata de personas, los robos, el blanqueado de dinero, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc. Y no podemos olvidar lo más importante, porque hay pobreza y los grandes temas relacionados a esta, siguen sin estar en la agenda del estado.

Creemos estúpidamente que la forma en que solucionaremos los problemas es aislándonos, cada vez existen relaciones con otros más "seguras", esas que vienen encriptadas, con varios códigos de barras, con armas en la cintura, con cuotas pagaderas a 12, 6 ó 3 meses y muchas claves, pero no reconocemos que cada vez, la gente sonríe menos, cada vez la gente se abraza menos, cada vez importa menos de verdad qué le sucede a los otros, por eso la indignación dura tan poco y las estadísticas aumentan.

Eso, porque los muertos cada vez son menos tragedia, son solo números en gráficas de barras.

1 comentario:

Mónica dijo...

Totalmente de acuerdo contigo.