martes, 2 de febrero de 2010



Todos se esfuman,
después de todo:
la resaca, la diarrea, el vómito, el orgasmo, el llanto, el aborto, la caída, la sobredosis, la quiebra, la miseria, la angustia, el miedo, el alcohol, la vergüenza, la madrugada, el insomnio, la enfermedad, la culpa y la muerte… es algo que se vive solo.

2 comentarios:

EL CASTOR Y LA OVEJA dijo...

Agudo y veridico...me gusta

Saludos desde el calor

A dijo...

Gracias¡¡¡

Nosotros en cambio seguimos donde mismo,
pero hacés falta en el parqueo.